Sucedió ayer a la tarde a plena luz del día en el Barrio Villa Anita de la localidad bonaerense de Moreno cuando la docente Corina De Bonis se encontraba a pocos metros de donde solía trabajar: el CEC 801 (Centro de Educación Complementaria). Tres sujetos la abordaron y tras propinarle golpes la introdujeron violentamente en un auto, allí le pusieron una bolsa plástica en la cabeza, le levantaron la ropa y con un punzón le marcaron en el abdomen OLLAS NO. Luego la liberaron.

Inmediatamente después de conocido el hecho Roberto Baradel, Secretario General de SUTEBA y otras autoridades gremiales dieron una conferencia de prensa en la sede del sindicato ubicado en Piedras al 700. Además de repudiar la gravedad de lo sucedido, denunciaron que no es el primer hecho intimidatorio, ya que otros docentes de Moreno fueron antes amenazados por dar de comer a los alumnos. Lo cierto es que, desde aquella fatídica mañana del jueves 2 de agosto, cuando la explosión producida por una pérdida de gas en la Escuela 49 se llevó la vida de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, las clases se suspendieron desde hace 40 días en todas las escuelas públicas del distrito por no ofrecer garantías de seguridad. Las carencias edilicias que aún no fueron atendidas por el Gobierno de María Eugenia Vidal, responsable de los establecimientos educativos de la provincia que gobierna.

Los docentes de las escuelas que se encuentran cerradas tomaron la decisión de cocinar diariamente y a leña, ollas con comida caliente para sus alumnos, ya que las viandas que envía el Servicio Alimentario que coordina el Consejo Escolar constan de un sándwich de jamón y queso y una fruta. Consideran que estas viandas son insuficientes, dadas las bajas temperaturas del invierno y considerando que es la única comida que muchos podrán acceder en el día. Estas ollas se llenan literalmente con las donaciones de gente del barrio. Se trata concretamente de un grupo de diez madres, cuyos hijos concurrían al CEC y que, a pesar de haber recibido amenazas, decidieron continuar con la tarea junto a los maestros. Están ofreciendo desayunos, almuerzos y meriendas. Se forman largas colas no solo de alumnos sino familias de la zona que no les alcanza para comprar sus propios alimentos.

El CEC es un centro con modalidad psicológica, donde acuden chicos en contraturno, ya sea por cuestiones laborales de los padres o para ser apuntalados en diversas materias. El aprendizaje se da a través de talleres y juegos para que los chicos puedan abordar los temas de una manera distinta.
Las amenazas que habían recibido desde hace unos días maestros e incluso las madres de los alumnos fueron: autos rayados de docentes, pintadas en paredes cercanas y hasta un papel dejado en el parabrisas de un automóvil con la leyenda LA PRÓXIMA OLLA ES EN ROLDAN Y GÜEMES, las calles donde se encuentra ubicado el cementerio de Moreno. Es por eso por lo que los docentes decidieron hace pocos días atrás no continuar con las ollas.

Este lamentable suceso se dio en el marco de un día donde se realizaron movilizaciones a lo largo y a lo ancho de todo el país con más de 1000 ollas populares.

Ayer marcharon todas las organizaciones sociales y populares frente al Ministerio de Desarrollo Social e instalaron más de 100 cacerolas donde dieron de comer a cientos de personas. En un plan de lucha 100.000 trabajadoras de la economía popular visibilizaron las fuertes carencias que viven grandes sectores, especialmente en el conurbano profundo. Muchos cooperativistas reciben 5.500 pesos al mes y esta cifra no les alcanza para cubrir necesidades básicas. La realidad es que el hambre no espera y la consigna fue TRABAJO DIGNO Y NO AL HAMBRE. Lo cierto es que los merenderos y comedores barriales son en estos momentos de profunda crisis y emergencia social, casi los únicos pilares que mantienen en pie la salud alimentaria de gran parte de la población.

Porsupuesto, ya hay amplios repudios de diversos sectores como un comunicado emitido por el Ateneo Néstor Kirchner de La Plata, desde el Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala y en Moreno toda la comunidad marchó unida esta mañana.

Recordemos que los docentes están cumpliendo un paro de 48 horas que comenzó precisamente en el día de ayer y que continuara a lo largo de toda la jornada de hoy. Esta huelga tuvo un 90 % de acatamiento. Además, la Ctera que agrupa a los docentes estatales, Sadop a los privados y la Conadu a los universitarios, convocaron a una movilización al Congreso reclamando paritarias y pidiendo soluciones a los problemas edilicios. Ayer realizaron diferentes actividades en plazas y esquinas de la ciudad.

Mientras tanto, diputados de la oposición buscan despertar de una larga siesta al Congreso de la Nación, que tuvo su última sesión el 1 de agosto, con la reunión informativa del Jefe de Gabinete Marcos Peña, aunque se encuentra paralizado desde el 4 de julio. Los diputados de (FpV-PJ) junto a diputados del massismo, el movimiento Evita, el Frente de Izquierda y los peronistas de la provincia de San Luis que reunirán más de 60 iniciativas de todos los bloques. Pretenden declarar nulo el DNU 52/18 que modificó la Ley Financiamiento Educativo: dejando de lado la paritaria docente y realizar un homenaje a los docentes Sandra Calamano y Rubén Rodríguez. Los diputados de Cambiemos estarán a la expectativa de si consiguen el quórum para sesionar y así bajar al recinto para bloquear el tratamiento.