Federico Bernal, bioquímico y biotecnólogo de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y director General del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), analizó la política de producción de petróleo y gas del gobierno.

Bernal sostiene que desde hace tiempo el precio de las naftas no depende de los costos argentinos. “Cargar un tanque depende de lo que pasa 20.000 kilómetros de distancia”. El problema es mayor con el aumento de la importación de combustibles. “La importación de combustibles aumentó un 14% en estos últimos 7 meses y casi un 50% en relación al mismo período del 2015. La producción de petróleo está un 10% debajo de la producción del 2015” afirmó y sintetizó la política energética de hoy como una gran estafa. “Se están beneficiando un puñado de empresas, la mayoría socias, amigos y familiares de Macri (Mauricio) y el Ejecutivo Nacional”.

En dialogo con el programa “Viento Sur”, que se emite los sábados por 14 radios de las provincias de Neuquén y Río Negro, Bernal aseguró que la producción de Vaca Muerta aumentó recién este año. La producción de gas venía recuperándose según el Ministerio de Energía. “La producción terminó creciendo en el 2015 un 3,4% con sustitución de importaciones de un 10%. En el 2016 la producción creció un 4,9% producto de un yacimiento que se inició en el 2013. En el 2017 la producción cayó y recién creció este año gracias a los subsidios del gobierno y de los yacimientos Fortín de Piedra de Tecpetrol y otro de la Cuenca Austral en Santa Cruz. Gracias a estos 2 yacimientos y los subsidios no cayó la producción de gas este año un 1%.”

El especialista opinó que no existe más el objetivo del autoabastecimiento, se ha hecho todo para exportar gas. “El gas de Vaca Muerta va ir a Chile. En realidad el gas que no podemos consumir los argentinos y argentinas” concluyó.