Aerolíneas Argentina: “En los planes del gobierno está cerrarla y que el personal pase a manos privadas”

Mariano Recalde, legislador porteño y ex presidente de Aerolíneas Argentinas, analizó la situación actual de la línea de bandera y opinó que no la quieren privatizar sino quebrar para entregar las rutas a privados. Cree que la línea LASA será una de las primeras víctimas del dumping de las grandes empresas.

Recalde aseguró que hay un dato erróneo en esto de afirmar que la mayoría de las aerolíneas de bandera no reciben subsidios. Muy por el contrario, en la mayoría de los países subsidian su línea de bandera. “Hay una concepción de que el Estado no tiene que poner recursos en sostener un servicio público como es el servicio aéreo y se tiene que ocupar el mercado”.

Finalmente lo que ocurre, si las privadas deciden qué destino se vuela o cuál no, se dejan ciudades y provincias sin vuelos porque a las empresas no les resulta rentable. Una línea de bandera garantiza conectar las ciudades del país sin importar si los destinos son rentables. “Ya lo vivimos, cuando Aerolíneas Argentinas fue privada muchas provincias se quedan sin vuelo. Lo mismo en Brasil cuando fundieron Varig e imperaron las líneas privadas se quedaron 50 ciudades sin vuelos” afirmó.

El tema de los recursos que el Estado pone para sostener Aerolíneas está planteado de forma perversa por parte del gobierno según Recalde. “Este último año se destinaron 3.600 millones de pesos para el funcionamiento de Aerolíneas en el país. La ciudad de Buenos Aires, solo para el subte que administra un privado, pone 8.000 millones de pesos”.

En dialogo con el programa “Viento Sur”, que conduce Marcelo Pascuccio y se emite los sábados por 16 radios de las provincias de Neuquén y Río Negro, dijo que lo expresado por la compañía, que dice querer vender lo aviones de Aerolíneas con el argumento de renovar la flota, es en realidad un intento de vender y reemplazar por aviones alquilados.

El ex presidente de Aerolíneas dijo que las empresas lowcost están perdiendo plata y que además son víctimas del dumping que ejercen empresas grandes. Una de las empresas, incluso denunciada por los gremios, es Norwegian, que además goza de beneficios impositivos. Aventuró que la primera que va rumbo a un mal destino por estas prácticas es la empresa regional LASA.

Finalmente el también legislador cree que el destino de la línea de bandera no será la privatización. “En los planes del gobierno está cerrarla y que en todo caso el personal pase a manos privadas”