Argentina, precarización laboral, Macri flexibilización

En la Argentina de Macri, la “uberización” del trabajo alcanza a los más ancianos.

La imagen de un anciano argentino de 78 años trabajando para una aplicación de delivery,  mostrada por el canal de noticias C5N, se viralizó en las redes sociales y fortaleció la discusión sobre el fracaso de las políticas económicas de Maurício Macri en la Argentina.

 “A veces voy caminando cuando el pecho comienza a doler después de pedalear más de 15 km todo el día para recibir 150 pesos”, afirmó el señor de la ciudad de  Caseros a C5N. “Con eso, alimento a mi esposa, porque la jubilación se va toda en remedios”.

Sin otra alternativa, el hombre se sumó a la masa de desempleados que hace lo que sea necesario para sobrevivir en el país hundido en un caos económico, con un gobierno que no tiene la capacidad de ofrecer una vida digna a sus ciudadanos con mayor vulnerabilidad.

Según la noticia de Diario Registrado“con el  macrismo las flexibilizaciones laborales crecieron mucho: el nivel de alto desempleo sumado a las facilidades que el gobierno ofrece a empresarios y no a los trabajadores generó un incremento del trabajo informal y de la precarización”.

Sostenido por la derecha  argentina, y ovacionado por la brasilera, como salvador de la patria, el presidente argentino hundió al país en una crisis económica, precisando recurrir a quien habría sido el antiguo distante fantasma  del  Fondo Monetario Internacional.

En un año electoral, la foto de este señor de edad que debe trabajar como delivery para aplicaciones – lo que de por sí ya genera una enorme discusión en torno a la precarización del empleo – ciertamente ayuda a deconstruir el argumento de que la flexibilización en seguridad social y en derechos laborales es un buen camino a seguir.

Gentileza: Redacción Revista Forum