Axel Kicillof: “El camino de Macri va a contramano de los derechos humanos”

Entrevista: Nahuel Macedo Acuña ·

Se conmemoró un nuevo aniversario del último golpe cívico militar con las calles repletas de militantes, trabajadores y familias de a pie, todos unidos en la plaza del pueblo bajo un mismo cantar: Memoria, verdad y justicia, esta vez se le sumo además la consigna Democracia ante las grandes irregularidades -por llamarlas de alguna manera- que comete el gobierno de Maurico Macri contra las instituciones y el pueblo argentino.

Hace pocos días veíamos como el presidente, durante una foto, obligo a un trabajador a bajar los dedos en V, signo característico del peronismo. Todos sabemos que las fotos y filmaciones que promueven los dirigentes de Cambiemos son puestas en escena para conseguir más votos ante un posible electorado distraído, los que estamos un poco más atentos estamos cansados de escuchar las historias de las falsas María y Sandra.

Sin embargo existen otros políticos que no tienen miedo de hablar con la gente y “volver a las bases” como sostuvo el diputado Axel Kicillof durante la marcha del 24 de Marzo, cuando fue entrevistado por Agencia Timón, mientras caminaba desde la ex ESMA hasta la Plaza de Mayo acompañando a los organismos de derechos humanos.

Según cree el ex ministro de economía “hay una confusión entre la actitud de ciertos dirigentes y las luchas de la resistencia, o la forma de manifestación del campo popular. Que en realidad son quienes más la están sufriendo y son los que nosotros debemos representarlos”. Además aseguró: “no hay otro lugar para la dirigencia que no sean las bases”.

En cuanto a las políticas de derechos humanos y ante los reclamos por memoria, verdad y justicia sostuvo que el gobierno actual está generando un retroceso- respecto de los avances conseguidos durante los mandatos de Néstor y Cristina Kirchner- con los juicios a los represores e incluso permitiendo el arresto domiciliario a quienes tienen condena firme.

“Cambio completamente esa orientación que tuvieron los gobiernos anteriores de demostrar que el NUNCA MÁS no era simplemente una consigna sino básicamente un programa de trabajo”. El mayor ejemplo de esto fue la polémica desestimación de la cantidad de los compañeros desaparecidos por parte de Darío Loperfido siendo secretario de cultura de cambiemos.

Por último aseveró que: “el camino de Macri va a contramano de los derechos humanos, a contramano de las mayorías populares,  de sus condiciones de vida, del trabajo y de la industria”. Así mismo está seguro de que “la sociedad se va dando cuenta de que se trata todo de maniobras publicitarias” y que lo que está pasando es culpa de las políticas económicas de Macri.