Bolsonaro mufa: Macri se derrite y Trump es señalado para un impeachment

El presidente norteamericano está acusado de intentar interferir en las elecciones de 2020 al presionar al presidente de Ucrania y se abrió, por lo tanto, el proceso de impeachment en su contra. 

El mismo día de su agresiva apertura en la Asamblea General de la ONU, el  presidente Donald Trump fue testigo de que la Cámara de los Representantes de los Estados Unidos inició un proceso de impeachment (juicio político) en su contra. La presidenta del Legislativo estadounidense, la demócrata Nancy Pelosi, se pronunció en televisión donde aseguró que “el presidente debe ser responsabilizado. Nadie está encima de la ley”.

Trump es acusado por haber presionado al presidente ucraniano, Vladimir Zelensky, a investigar al hijo del ex-vice-presidente Joe Biden, lo que es observado como una tentativa de interferir en las elecciones presidenciales de 2020. El entonces vicepresidente de Barack Obama es tomado en cuenta como el principal nombre, ya que lidera las encuestas de intención de voto del Partido Demócrata.

Segun Pelosi, la actitud de Trump viola la Constitución estadounidense. “La actuación de la presidencia de Trump revela el hecho deshonroso de la traición del presidente por su juramento, traición a nuestra seguridad nacional y a la integridad de nuestras elecciones”, declaró la presidenta de la Cámara. Interpelado por los periodistas en relación al impeachment, Jair Bolsonaro (PSL) se limitó a decir que “Trump será reelecto el próximo año”.

Cierto es que el proceso contra el mandatario de los EUA se da en un momento en que Bolsonaro observa a sus principales aliados internacionales ‘derritiéndose’ ante a la opinión pública de sus países: Macri casi perdiendo las elecciones en Argentina, Netanyahu sin mayoría en el Parlamento de Israel, el italiano Matteo Salvini fuera de la escena política y, ahora, el super ídolo de Bolsonaro en un proceso posible de impeachment abierto en Estados Unidos.

“I love you”, dice Bolsonaro a Trump

Horas antes de que Pelosi abriera el proceso, Bolsonaro encontró a Trump en la ONU e insistió en demostrar toda su servidumbre al presidente norteamericano. Según las informaciones del periodista Lauro Jardim, diplomáticos atestiguaron que el brasileño soltó un ‘I love you’ al ver a Trump.

Otro que recientemente recibió el ‘toque de Midas’ de Bolsonaro fue el presidente de Argentina, Maurício Macri. Después de la visita oficial de Bolsonaro a Casa Rosada, en junio de este año, Macri vio cómo su adversario Alberto Fernández ganaba las PASO por una diferencia de 21 puntos de ventaja en la corrida presidencial. Si se confirma la victoria de la oposición en Argentina y el eventual impeachment de Trump, Bolsonaro quedará aun más aislado en el plano internacional.

Otro aliado internacional de Bolsonaro que enfrenta dificultades internas es el actual primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que también se vio vencido por su adversario el ex-general Benny Gantz, quien conquistó mayor cantidad de bancas en el Parlamento.

Interferencia en las elecciones de los  EUA

Esa no es la primera vez que el presidente de los EUA ve su nombre comprometido en una acusación por interferir en las elecciones de un país extranjero. En 2016, las dos principales agencias de seguridad, el FBI (Agencia Federal de Investigaciones) y la CIA (Agencia Central de Inteligencia), habrán develado intervenciones de Rusia en las elecciones del país para promover la victoria de Trump.

En aquella época, el presidente estadounidense reconoció la acción, pero negó compromiso alguno con la misma. Ahora, el mandatario republicano se ve ligado directamente a las acusaciones. Un agente de seguridad del gobierno reveló que, el 25 de julio, Trump llamó al presidente ucraniano y le pidió que colaborara con su abogado personal, Rudolph Giuliani, en una investigación sobre Hunter Biden – hijo del ex-vicepresidente Joe Biden – que integró el consejo de una empresa de gas en aquel país.

El agente afirmó que Trump dijo ocho veces a Zelensky que debería colaborarle con esa investigación. Giuliani admitió a la CNN que existió presión hacia Ucrania: “Claro que hizo eso”, afirmó y dijo que el presidente actuó correctamente. La llamada de Trump ocurrió en el momento en que Ucrania aguardaba la aprobación de un paquete de ayuda militar por parte de los EUA por un valor de US$ 250 millones. La verba fue ratificada el mes siguiente por el Congreso, aunque posteriormente suspendida después por la Casa Blanca, según el portal G1.

Después de que el proceso de impeachment sea abierto en los EUA, la expectativa apunta a la divulgación de los audios de una conversación de  Trump con el presidente ucraniano.

De la Redacción de Agencia PT de Noticias, con informaciones de G1 y Lauro Jardim.