Bolsonaro saca a la población LGBT de las políticas de Derechos Humanos

La medida provisoria número 870/19 firmada por el presidente de la república Jair Bolsonaro (SPL)  durante el martes 1 de enero, retiró a la comunidad LGBT de la lista de políticas y ordenes destinadas a la promoción de los derechos humanos. La Medida especifica los cambios en la estructura de los ministerios, incluyendo el nuevo Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos, presidido por la pastora Damares Alves.


Líderes LGBT se reunieron con la ministra Damares Alves, en Brasilia el pasado 20 de diciembre, durante el gobierno de transición.

La edición fue publicada en el “Diario Oficial da União” el martes 2/01.

Dentro de las políticas destinadas a la promoción de los Derechos Humanos se encuentra Incluido explícitamente a “ las mujeres, niños y adolescentes, los jóvenes, los ancianos, las personas con discapacidad, población negra, minorías étnicas y sociales, y los indios”. Las personas LGBT, que antes eran citadas en la estructura de la Secretaria Nacional de la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, fueron excluidas. En la página web del Ministerio de Derechos Humanos del gobierno de Michel Temer, por ejemplo, la pauta “LGBT” aparece como una de las “áreas de enfoque y actuación”.

En la configuración del nuevo Ministerio, existen seis secretarias nacionales: Secretaría Nacional de Políticas para las Mujeres, Secretaria Nacional de los Derechos de los ninxs y del Adolescente, Secretaría Nacional de la Juventud, Secretaría Nacional de Políticas de Promoción de Igualdad Racial, Secretaría Nacional de Derechos de la Persona con Discapacidad y, por último, la Secretaria Nacional de la Promoción y Defensa de los Derechos de los ancianos.

En el caso de que la pauta LGBT tenga algún tipo de posibilidad de gestionarse o ser trabajada, estará probablemente bajo la dirección de alguna de las siguientes secretarías:  la Secretaría Nacional de protección global o de la Secretaria Nacional de la Familia.  El Consejo Nacional de Combate a la Discriminación continúa, pero de acuerdo con el decreto firmado, tiene la función de formular y proponer directrices de acción gubernamental. La ejecución de acciones para la población LGBT depende de carpetas específicas que todavía no fueron detalladas.

Además , en apenas 24 horas después de asumir el comando del  país, Jair Bolsonaro ya colocó en práctica su proyecto  de país que pone en riesgo al pueblo brasileño, la libertad de la población y la soberanía nacional  . Desde la asunción hasta ahora son al menos 17 medidas que pueden agravar aún más la crisis iniciada tras el golpe de 2016 y aumentar la violencia contra los pobres, negros y de las minorías que tanto atacó durante su vida parlamentaria.

Fuente: diariodepernambuco.com.br