Por Marcos Bertorello ·

Bruno Lima Rocha es politólogo y docente de Relaciones Internacionales brasileño.

Actualmente Brasil está siendo una suerte de laboratorio de nuevas políticas imperiales. Brevemente ¿Esas políticas, ese laboratorio, se pueden expandir al resto de los países de la región? ¿El triunfo de Bolsonaro abre una ola fascista en algunos de los países de la región?

Creo que sí. Desde mi punto de vista son dos planes distintos. La expansión imperial ya se viene dando desde hace 4 años. Ya se viene gestionando desde 2009 cuando ganó Obama e inaugura el “Proyecto Puentes” y hace intercambios en coordinación y cooperación jurídica directa con la fiscalía de muchos de nuestros países, por ejemplo Perú, Brasil, Colombia Panamá o Argentina.

El mismo plan de acusaciones a la ex presidenta Cristina Kirchner acá se da contra los dirigentes del PT. Una parte de ellos si afanó, metió la mano, se portó como oligarca, pero otra parte no. Y con la instauración de la delación premiada todo se puede, porque la gente va en cana, va presa, por acusaciones sin prueba, por delatores que tienen sus penas ya negociadas.

Otra cosa sería un gobierno de Bolsonaro. Un gobierno que va a intentar instaurar una alianza de tipo liberal conservadora. Hoy escuché a su jefe de campaña hablar en una radio muy grande del sur de Brasil (y que seguramente va a ser su jefe de gobierno). Estoy muy seguro que su principal aliado, su aliado principal va a ser el gobierno uribista de Ivan Duque en Colombia. Viene un viraje de tipo mucho más a la derecha de lo que tenemos hoy con el gobierno ilegítimo de (Michel) Temer. Para nuestro continente, si esto llega a ocurrir, va a ser una desgracia.

Fuente: Programa La Marea, viernes de 17 a 19 hs en Radio Futura, FM 90.5.