Contundente paro y movilización docente

En el marco del paro como respuesta al ajuste salarial y del presupuesto que lleva adelante el gobierno nacional en todos los niveles de la enseñanza, el conjunto de las federaciones docentes marcharon ayer a Plaza de Mayo.

El plan de lucha continúa hoy con la segunda jornada de cese de actividades y el viernes 8 sumándose al Paro Internacional con movilización de mujeres, lesbianas, travestis y trans.

Carlos De Feo, Secretario General de CONADU, abrió el panel de oradores: “No nos van a doblegar, vamos a seguir avanzando porque el derecho a la educación no se vende ni se entrega, como hemos demostrado en estos tres años de luchas, de marchas y de paros. El salario docente y la dignidad del trabajo no están en discusión y por eso seguiremos peleando. Ellos, en cambio, fracasaron. No pueden destruir la educación pública. Porque nos mantenemos de pie y defendemos hasta con nuestras vidas —como los compañeros de Moreno— una educación para todos, inclusiva, pública, gratuita y laica. Por más escuelas. Por más universidades en lucha. No nos vencerán”.

Los principales reclamos exigidos por las federaciones docentes son: Paritaria Nacional Docente; una recomposición salarial que recupere el poder adquisitivo frente a la inflación; mayor presupuesto para Educación.

La paritaria universitaria

La situación de la paritaria universitaria está trabada desde el 18 de febrero pasado, tras la reunión paritaria en la que el gobierno no se movió de una oferta unilateral del 4% que se suma al 5% otorgado a fines de enero a pesar del desfasaje inflacionario.

De Feo adelantó lo que se viene de cara a la convocatoria de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) para la segunda revisión paritaria el 18 de marzo: “Es muy difícil que podamos cerrar un acuerdo consolidando una pérdida salarial de entre 12 y 13 puntos. Es una barbaridad. El Ministerio no nos da respuestas, dicen que no tienen recursos. Sin embargo, hay plata para las fugas de capitales, para pagarles a las empresas energéticas, para todo el mundo menos para los trabajadores”.

Fuente conadu.org.ar