Cuando la mentira es la verdad

Por Nano Peralta ·

Cuando un medio de comunicación de la importancia y alcance cómo la que tiene el portal de noticias Infobae publica algun artículo firmado por un periodista esa nota cobra la calidad de “verdadera”, o al menos “verosímil” para un gran número de personas. No solo lo que se dice, sino también lo que se muestra es importante para el público y los cientos de otros comunicadores que se valen de ese portal para nutrir sus programas diarios.

El año pasado, en su edición digital del 3 de julio, Loreley Gaffoglio firmó una nota en la que adelanta un extenso fallo en el que el apartado juez de la Causa Santiago Maldonado procesa a Lucas Ariel Pilquiman y acompaña la nota con la foto de un joven. Al pie de la misma pone el nombre Lucas Pilquiman. Lo mismo ocurrió el 11 de enero de 2019, en otra nota que esa periodista publicó. En la apelación que hoy realizó la familia del joven desaparecido y hallado muerto en el río Chubut 78 días después ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, se argumentaron muchas irregularidades por las cuales consideran que debe reabrirse la investigación y que está tiene que ser seria, pronta e imparcial. 

Entre uno de esos argumentos se explica que Sergio, hermano de Santiago, vio la publicación del 11 de enero y que pasada una hora habían quitado la foto de la web. Le llamó la atención porque la persona que allí aparecía no era la misma que el 3 de agosto de 2017 se presentó ante él como Lucas Pilquiman y que le relató lo vivido junto a Santiago cuando huían de las balas y piedras de la Gendarmería Nacional.

La familia dijo hoy en su presentación judicial que desconocen si ésta es la misma persona que luego se presentó como Lucas Pilquiman el 19 de diciembre de 2017 a declarar ante el juez Lleral, porque el juez les impidió presenciar esa audiencia.

Este cronista está en condiciones de afirmar que la persona que aparece en la imagen de Infobae no es Lucas Ariel Naiman Pilquiman sino Lucas Américo Pilquiman, un joven de Esquel que no tuvo ninguna relación con los sucesos y que no entiende por qué este medio utiliza su imagen sin siquiera chequear lo que efectivamente no era tan difícil.

Evidentemente la investigación sobre lo ocurrido con Santiago Maldonado entre el 31/7/2017 y el 17/10/2017 cuando apareció muerto es y seguirá siendo materia de investigación. Fue, cómo dijo el colega Juan Alonso, un ejemplo de la narrativa de la negación y, agrego yo, de la manipulacion mediática.

Todos fuimos testigos de ese proceso virtual y real que condicionó a dos jueces federales y que sólo sembró oscuridad. 
También seremos testigos cuando se aclaren los hechos que efectivamente ocurrieron a la vera del río Chubut.

Hasta ahora, solo sabemos cómo se puede encubrir la verdad.