La comisión interna del Banco Provincia encabezada por Santiago Etchemendi denunció penalmente a la gobernadora María Eugenia Vidal por el presunto delito de malversación de 5.500 millones de pesos que correspondían a la caja jubilatoria del banco, pero habrían sido utilizados para gastos corrientes del Estado.

La presentación solicita a la justicia que investigue lo sucedido con fondos públicos que el Bapro recibió de la Anses, por un acuerdo firmado en 2016 entre su director ejecutivo, Emilio Basavilbaso, y la gobernadora. “Los fondos eran para la caja jubilatoria y entraron a la cuenta correspondiente; desde ahí fueron derivados a otra, sin se que se sepa para qué se utilizaron. No queremos decir que los usaron para campaña política, eso no lo sabemos. Pero aunque su destino haya sido una obra pública, no fue el comprometido en el decreto y los convenios que firmó con el gobierno nacional”, señaló Juan Manuel Combi, abogado del sindicato en una declaración reseñada por Página 12.

Según detalla la denuncia efectuada por Etchemendi ante el Juzgado Federal nº 3 de La Plata, a cargo de Ernesto Kreplak, la Provincia recibió en junio de 2016 dos giros de dinero de la Anses para subsanar el déficit de la Caja Previsional del Bapro –un primer anticipo de $3.300 millones y luego $2.532.890.000- que fueron depositados en cuenta bancaria 963/2 de la Casa Matriz de La Plata. Sin embargo, el dinero líquido de Anses nunca llegó a la Caja de Jubilaciones del Bapro. Los 5.500 millones de pesos “se derivaron de la cuenta 963/2 a la cuenta 2000-001-52410/8” (cuenta oficial del gobierno de la Provincia) y el déficit de la Caja se palió con una “letra del Tesoro de la Provincia por una suma mayor a $ 7.000 millones” a pagar en varios años.