¿Dónde está el melli Valenzuela Negro? Entrevista a Sabrina, su hermana restituida

En Paraná se desarrolla el juicio oral y público a tres médicos del Instituto Privado de Pediatría (IPP) por su participación en el robo de dos bebés, una niña y un niño, mellizos, hijos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela. La niña fue dada en adopción y su identidad fue restituida en el año 2008. El niño, hoy un joven de 40 años de edad, sigue desaparecido. El Tribunal Oral y Federal de Paraná está juzgando en Urquiza 868 a los médicos Alberto Torrealday, David Vainstub y Jorge Eduardo Rossi.

En el medio del juicio surgió la denominada pista Córdoba, que indica que el bebé pudo haber sido llevado a esa provincia, tras haber sido anotado inicialmente como NN. Por otra parte, al conocerse la información sobre la muerte del pediatra cordobés Eduardo Halac, la regional Paraná de H.I.J.O.S. afirmó que “Como no creemos en las casualidades, la muerte del pediatra cordobés Eduardo Halac nos resulta inmensamente sospechosa. Justo cuando la pista de Córdoba como posible destino del Melli Valenzuela Negro se hace pública, el médico muere de forma extraña al caer en un pozo dentro de su propiedad en esa provincia”.

“En la clínica de la familia Halac se formaron en neonatología los socios del IPP (Instituto de Pediatría de Paraná) acusados por la retención y ocultamiento de los mellizos. Esto nos hace recordar al militar Paul Navone, que apareció suicidado en la misma provincia el día que debía prestar declaración indagatoria por estos mismos hechos”, denunció H.I.J.O.S. Paraná y reclamó que se realice “una investigación a fondo de la posible vinculación de la muerte de Halac con la apropiación del Melli”.

Sabrina Gullino es la melliza del joven que sigue siendo buscado. Ella fue dada en adopción y su identidad fue restituida en 2008.

 

¿Dónde está el melli?: con esa pregunta, se inició una campaña para visibilizar la búsqueda del hermano mellizo de Sabrina, cuya información siguen ocultando en los pactos de silencio los genocidas y partícipes civiles.

 

Sobre Raquel y Tulio (Fuente: Abuelas de Plaza de Mayo)

Raquel nació el 26 de abril de 1949 en la ciudad de Santa Fe. Su familia la llamaba “Coca” y sus amigos “La Muda”. Tuvo a su primer hijo, Sebastián, junto a Marcelino Álvarez, desaparecido a fines de 1976. Tulio nació en la ciudad de San Juan el 21 de mayo de 1945. Formó pareja con Alcira Fidalgo, secuestrada y desaparecida el 4 de diciembre de 1977 en la ciudad de Buenos Aires. Tiempo después, conoció a Norma Espinosa, con quien tuvo a su primer hijo, Matías Nicolás, nacido en 1976.

Raquel militó en la JP, en el MVP, en la Agrupación Evita y en las FAR. Tulio militó en la Juventud del Partido Bloquista de San Juan y en la organización ARP en la Facultad de Derecho. Luego, ambos militaron en la organización Montoneros. Sus compañeros la llamaban “María” y a él “Tucho” o “Marcos”.

Raquel y Tulio se conocieron en Rosario, formaron pareja y por un tiempo vivieron en Brasil. Regresaron en enero de 1978 a Mar del Plata, donde fueron secuestrados el 2 de enero, Tulio y Sebastián en la “Tienda Los Gallegos”, Raquel -embarazada de siete meses de mellizos- en la esquina de Luro y Catamarca, a dos cuadras de la tienda. Fueron llevados al CCD “Quinta de Funes”. Allí, se organizó un operativo en el que Tulio fue obligado a salir clandestinamente del país junto a represores con el fin de concretar un operativo de secuestro de dirigentes políticos en el exterior. La pareja simuló aceptar el plan, negociando la restitución de Sebastián a su familia materna.

Tulio salió del país con los represores y una vez que pisó suelo mexicano, se fugó y denunció los crímenes de la dictadura en Argentina. Permaneció en México y el 25 de mayo de 1978 estableció el último contacto con su familia. Si bien se sabe que ingresó al país en el marco de la contraofensiva, no hay exactitud acerca de las circunstancias de su secuestro. De Raquel se supo que a principios de marzo de 1978 dio a luz una niña y un niño en el Hospital Militar de Paraná. Ambos bebés permanecieron internados en la unidad de terapia intensiva de dicho hospital, y luego fueron llevados al Instituto Médico de Pediatría donde ingresaron a la niña como “Soledad López” y al niño como “NN López”. Las Fuerzas de Seguridad abandonaron a la pequeña en la puerta de un convento y fue dada en adopción a la familia Gullino. Esta información pudo obtenerse a partir de una causa iniciada en mayo de 2005 en el Juzgado Federal N° 1 de la ciudad de Paraná, a partir de una denuncia realizada por el coordinador del Registro Único de la Verdad, Guillermo “Mencho” Germano. En la causa también se presentaron como querellantes, Sebastián Álvarez, Abuelas de Plaza de Mayo y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Paralelamente, a fines de noviembre de 2008, una joven que dudaba de su identidad se presentó en la filial de Abuelas de Rosario. A los pocos días de su entrevista la joven recibió una citación de la jueza que ordenaba la pericia genética dando intervención a la CONADI en el caso. El 23 de diciembre de 2008, la jueza informó a la joven que los resultados confirmaban que era hija de Raquel y Tulio.

Raquel, Tulio y el hermano mellizo de Sabrina siguen desaparecidos.

Gentileza: Radio La Imposible. www.laimposible.org.ar