Durante el golpe a Bolivia se abrieron 90.000 cuentas falsas de Twitter

Julián Macías Tovar, encargado de las redes sociales del movimiento español Unidos Podemos, registró que durante el golpe en Bolivia contra Evo Morales se crearon 90.000 cuentas falsas de Twitter para influir, particularmente en la comunidad internacional, a favor del golpe con fake news y desinformación.

“Por mi profesión estoy todo el día en redes y a poco de ver lo que estaba pasando en Bolivia advertí patrones que ocurrieron en otros países en donde operan la extrema derecha y las oligarquías económicas” comienza explicando el experto en deep data.

En diálogo con el programa Viento Sur que conduce Marcelo Pascuccio y se emite en 18 radios de Río Negro y Neuquén, Macías Tovar dijo que lo llamativo fue la gran cantidad de cuentas  que se crearon en tampoco tiempo mientras sucedía el golpe. “El patrón de conducta tiene 3 formas: una es en el hilo de publicaciones que ya están hechas en donde se agregan comentarios. En este caso acusándolo a Evo de fraude, de narcotraficante o llamándolo satánico. Esos comentarios se repiten tantas veces que parece que hay una opinión creada generalizada. También está la modalidad de dar difusión y seguir cuentas golpistas y dar difusión a medios digitales de fake news”.

La operatoria fue muy evidente dado que en Bolivia hay muy poco tráfico de Twitter. “La única cuenta relevante era la de Evo Morales y en 3 días Jeanine Áñez, la autoproclamada presidenta, pasó de 8 mil seguidores pasó a 150.000 y Luis Fernando Camacho tenía 2.000 y pasó a 130.000” detalló.

Sobre el procedimiento utilizado, el especialista en redes, dijo que normalmente se contrata a una empresa con una granja de teléfonos móviles con jóvenes con 10 a 15 móviles a cada uno que repiten el mensaje elegido. “Pero en este caso, por el volumen del ataque debe haber sido un sistema automatizado” opinó.

Macías Tovar asegura que para determinar desde dónde se realizó el ataque cibernético es muy difícil porque se puede mentir en los datos biográficos de la cuenta y porque la información de la IP desde dónde salen las operaciones la tiene solo Twitter. Sin embargo

Asegura que todos estos movimientos tienen una base de inteligencia militar como el caso de Cambridge Analytica. Citó omo ejemplo el caso de un programador del Ejército de los Estados Unidos que fué el que más twitteó a favor del golpe en Bolivia. “Con un record increíble: 69 tweets en 1 segundo. ¿Cómo Twitter no detecta esta anomalía si supuestamente está sensibilizado para que no haya intervenciones de un país hacia otro y que no se difundan y automaticen fake news?” se preguntó.

Sobre las posibles medidas a tomar dijo que las instituciones deben velar y obligar a las empresas a informar dichos casos de intervención o viralización de fake news. Lo mismo respecto a los portales y diarios que se nutren exclusivamente de dicha información falsa.