Fin de carnaval con denuncias en Twitter

Jair Bolsonaro (PSL), fue el presidente más recordado de la historia en un carnaval con sólo dos meses en el cargo; irritado por las críticas, burlas y maldiciones durante la mayor fiesta popular del país, el presidente brasilero publicó un vídeo obsceno de dos hombres en una calle popular de Sao Paulo, diciendo que la escena sería común “en el carnaval de Brasil”; el mandatario fue entonces muy criticado – y nuevamente insultado – por miles de personas, entre ellas periodistas brasileños, corresponsales extranjeros, abogados, profesores y parlamentarios.

Para Rodrigo Ratier, periodista y profesor de la Facultad Casper Libero, “Bolsonaro utiliza en la publicación una estrategia conocida como “ejemplar excepcional” donde “un caso fuera de lo habitual, generalmente raro y negativo, se utiliza de una manera sensacionalista como representativa  de todo un grupo social “, escribe Ratier en un artículo publicado en UOL.

Señala, además que, conforme con la definición de George Lakoff, profesor emérito de Ciencia cognitiva y Lingüística de la Universidad de California en Berkeley, “la estrategia de los ejemplares  excepcionales” es “parte del método del discurso del odio – el uso del lenguaje para difamar, desacreditar o deshumanizar una clase o grupo de personas-, dándoles ciertas propiedades inherentes”. “Los ejemplos típicos son la inmoralidad, la inferioridad intelectual, la delincuencia, la falta de patriotismo, la pereza, la falta de confianza, la ambición y los intentos o amenazas para dominar a  sus superiores naturales“, escribe Lakoff.  Estos ejemplos excepcionales son así utilizados para juzgar, en general de forma precipitada, al resto del grupo. Se trata de una estrategia de manipulación “.

Mientras tanto, Bolsonaro llega a ser  Trending topic después del vídeo y los usuarios de Internet refirieron a la ley 1079 (conocida como la ley del “impeachment”) de la Constitución Federal, que establece los delitos de responsabilidad. Un artículo de esa ley enmarca la acción de Bolsonaro como “proceder de manera incompatible con la dignidad, el honor y el decoro del cargo”.

Además, según el diario Folha de Sao Paulo recuerda que  el Art. 2 de la ley refiere: “Los crímenes definidos en esta ley, inclusive cuando apenas fueren intentados, se castigan con la pérdida del cargo, con inhabilitación de hasta cinco años para el ejercicio de cualquier función pública, impuesta por el Senado en los casos contra el Presidente o Ministros de Estado, contra los jueces de la Corte Suprema o  contra el Procurador general de la República. Se incluyen los delitos contra la probidad en la administración “proceder en una forma incompatible con la dignidad, el honor y el decoro del cargo “, punto en el que encuadraría su tweet”.

Por su parte el periódico inglés The Guardian tituló “Presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, provocó indignación, y quedó en ridículo despues de twittear un vídeo pornográfico con la intención de disfrazar las críticas hacia su gobierno durante el carnaval de este año”.

Fuente: Brasil247