Juicios a genocidas: el 65% tiene el beneficio de la domiciliaria

Un nuevo informe de la Procuraduría sobre Crímenes contra la Humanidad arroja que, hasta el 15 de diciembre de 2018, en la Argentina hay 3.081 personas que alguna vez fueron investigadas por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico-militar. De ese total, 675 personas llegaron a ser procesadas.

En finales de 2018, son 1.384 las personas investigadas por delitos de lesa humanidad que están libres, 989 son las detenidas (641 con el beneficio del arresto domiciliario, 262 en dependencias del Servicio Penitenciario Federal o provincial, 86 en la Unidad Penal de Campo de Mayo) y 35 están prófugas (673 corresponde a personas fallecidas). Esto implica que alrededor de 2.000 genocidas con causa judicial están fuera de la cárcel. Los condenados por delitos de lesa humanidad son 891.

El informe sostiene que a más de 40 años de la dictadura genocida, todavía hay 251 causas en etapa de instrucción (previo a llegar a juicio). Hasta el momento, desde el año 2006 hasta ahora, el Poder Judicial condenó a 891 personas por delitos de lesa humanidad, incluyendo a uniformados y civiles. Además de los imputados todavía no juzgados, hay otros culpables que todavía no fueron identificados y siguen impunes.

Corresponde señalar también que entre los beneficios solicitados, también se registra que más de 100 genocidas pidieron obtener la aplicación del 2×1 sobre los años de condena. La condena social logró frenar este beneficio, pero cada vez se profundiza más la obtención de la excarcelación al cumplir los dos tercios de la condena.

A partir de la reapertura del proceso de juzgamiento a los responsables de delitos de lesa humanidad, estos son algunos de los números de los juicios. A pesar de los retrocesos de las políticas de Estado de Memoria, Verdad y Justicia desde el 10 de diciembre de 2015 con el Gobierno macrista, siguen los juicios y la lucha por el Juicio y Castigo a todos los genocidas y los partícipes civiles.

Gentileza: Radio La Imposible.