“La Armada no quería buscar en ese lugar”

Irineo Toconás, el papá de Mario, uno de los submarinistas desaparecidos en el ARA San Juan, se enteró del hallazgo de la nave por los medios, tuvo que salir a conseguir pasajes para ir a Mar del Plata y aseguró que la Armada no quería buscar en donde finalmente se lo encontró.

La familia Toconás es oriunda de Sierra Grande, Río Negro. Mario Toconas es uno de los 44 tripulantes del ARA San Juan. Irineo, su padre, atiende el teléfono notablemente compungido. Con tristeza confirma que se enteró por los medios del hallazgo y que se encuentra en la tarea de conseguir unos pasajes para ir a Mar del Plata en búsqueda de información.

Consultado sobre si la noticia le genera dudas asegura que las dudas las tuvieron siempre. Confirmó que en ese lugar no se quería buscar y se buscó por el pedido de los familiares. “La Armada no quería buscar ahí. Los abandonaron” afirma.

Mario fue noticia recientemente porque su familia encontró en su computadora fotos de las anotaciones que el joven hacía después de cada viaje del ARA San Juan en las que detalla las irregularidades que debía enfrentar en cada misión. “Nunca dio cuenta de las dificultades que documentó y guardó en su computadora. Era muy precavido, muy reservado y entiendo que para no preocupar a la familia nunca comentaba nada” explica Irineo.

En diálogo con el programa “Viento Sur”, que conduce Marcelo Pascuccio y se emite los sábados por 16 radios de las provincias de Neuquén y Río Negro, el papá de Mario no pudo contener su indignación y angustia: “Yo deseo que me muestren a mi hijo, yo quiero tenerlo. Ellos lo perdieron, ellos lo abandonaron, no fueron por ellos, no los fueron a buscar. Tuvimos que hacer 52 días de acampe en pleno invierno para que se pongan a buscar el submarino”.