La paritaria pasó a cuarto intermedio y la CONADU define el plan de acción

Sin novedades desde el 18 de febrero, ayer el Ministerio de Educación ofreció un 7% de aumento en la segunda revisión paritaria estipulada en el acuerdo 2018, que se suma al 9% otorgado de manera unilateral en la primera reunión y al 25% firmado, dejando a los docentes universitarios 10 puntos por debajo de la inflación. Se pasó a un cuarto intermedio para el 26 de marzo, se receptó la propuesta para someterla a consideración y hoy en Plenario de Secretarias y Secretarios Generales la CONADU definirá el plan de acción a seguir.

Para Carlos De Feo, Secretario General de CONADU, se trata del primer paso de una lucha que, como el año pasado, va a tener enormes movilizaciones: “El gobierno nos pide que hagamos un esfuerzo, que nuestra paritaria ha sido muy buena. Lo que contestamos es que 10 puntos de pérdida de salario es un golpe enorme para el bolsillo de los trabajadores, sobre todo teniendo en cuenta que el aumento de la canasta básica alimentaria es mucho mayor que el 51% de inflación. Y en salarios tan bajos como los que tienen las y los docentes universitarios, el porcentaje que se lleva la alimentación es enorme. Entonces, que el esfuerzo lo hagan las empresas de energía, las petroleras, las financieras y los bancos”.

Bajo la consiga “En defensa de la universidad pública y el salario docente” y con una fuerte presencia de compañeras y compañeros de las distintas universidades, en unidad con el conjunto de los estudiantes, se organizó una jornada frente al Palacio Pizzurno que incluyó radio abierta, batucada y un acto de cierre para hacer visibles los reclamos del sector en el marco de la convocatoria de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU).

“La inflación de noviembre-diciembre fue de 16,5%, pero el gobierno otorgó unilateralmente un 9%. Es decir, ya estábamos seis puntos abajo en la primera cláusula de revisión. El gobierno no puede desconocer los índices inflacionarios. La cuestión es nuevamente cuánto está dispuesto a saldar de esa diferencia. Hay una sentida preocupación porque los salarios de la docencia universitaria vienen en caída libre, como los salarios de los trabajadores y las trabajadoras de todo el país”, señaló Verónica Bethencourt, Secretaria Gremial de CONADU.

En 2018, la CONADU demostró la capacidad de resolver mediante la lucha el mejor acuerdo salarial posible, perforando el techo del 15% en cuatro tramos hasta diciembre ofrecido por el gobierno. La paritaria firmada significó entre un 24 y un 26% de aumento a octubre y el compromiso de dos cláusulas de revisión, en enero y en marzo, que permitieran sostener el salario.

El aumento de la inflación de marzo al 31 de diciembre resultó ser del 41,6%. Es decir, hubo un 16,6% de diferencia con respecto al aumento salarial docente universitario que correspondía otorgar en estas instancias de revisión. Si bien el Ministerio reconoce la disparidad, aduce que no puede responder al pago.

Así lo explicó De Feo: “Que digan que no tienen recursos no es cierto. En el presupuesto 2019 hay 9 mil millones de pesos previstos para las dos revisiones. Por ende, el gobierno estaría en condiciones de hacer frente al pago. No tienen argumentos y nosotros no podemos permitir continuar con una pérdida del salario del 10%”.

Entre los reclamos que tiene la asociación docente están: recomposición salarial, blanqueo del adicional no bonificable, regularización de los docentes contratados y ad honorem y mayor presupuesto para la Universidad, la Ciencia y la Tecnología.

Fuente: CONADU