“Las Abuelas son una referencia muy grande ética y política”

Carlos Solsona, el papá de la nieta 129, habló sobre el hallazgo de su hija, quien nació en cautiverio hace casi 42 años. Su compañera, Norma Síntora, estaba embarazada de 8 meses en 1977, cuando fue secuestrada durante la última dictadura cívico militar. Aún permanece desaparecida. Agradeció y valoró el trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo.

Norma Síntora fue secuestrada el 21 de mayo de 1977 en Moreno, provincia de Buenos Aires, tenía 26 años y estaba embarazada. Se presume que fue llevada a Campo de Mayo, donde habría dado a luz y luego fue trasladada al Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio “La Perla”.

Al momento del secuestro de Norma, Carlos Alberto Solsona se encontraba afuera del país, y luego debió exiliarse. Ya habían dejado al cuidado de los abuelos maternos a su primer hijo Marcos.

El diálogo con el programa Viento Sur que se emite por 17 radios de Río Negro y Neuquén y conduce Marcelo Pascuccio, Solsona contó que siempre Abuelas siguió adelante con la investigación por su hija y dijo que él junto a sus amigos y familia mantenían búsquedas paralelas, que nunca dieron resultado. “Así se nos pasaron 40 años” afirmó Carlos, quien destacó el trabajo, la seriedad y el rigor con el que la organización que preside Estela de Carlotto lleva adelante la búsqueda de los bebés robados.  “No se puede discutir a Abuelas, bajo ningún concepto. Son una garantía, están despegadas en la vanguardia, tenemos que seguirlas porque son una referencia ética muy grande. Y se te descuidas una referencia en la política” afirmó.

Solsona relató que en este caso en particular, Abuelas obtuvo un dato hace 6 años y ahora, tras la obtención de los datos genéticos por un examen voluntario, se confirmó la identidad de su hija, que tiene 42 años y vive en España. Dijo que él, junto a su hijo, se enteró sólo 2 horas antes de la conferencia realizada en Abuelas.

Por ahora Carlos no tuvo contacto personal con su hija, pero sí varios telefónicos. “Yo no tengo nada que preservar de mi identidad, ella sí. Hay que acomodarse a una nueva realidad. Yo soy el padre y la voy a proteger. Me dijo que necesitaba la protección, así que datos personales no vamos a dar hasta que esté dispuesta a hacerlo” afirmó Solsona. También dijo entender a los nietos recuperados: “Me pongo en el lugar de los chicos, ahora son cuarentones. Tenés una vida hecha y alguien te dice no sos quien crees que sos.  No es fácil”. Aseguró que llegará el momento de la conferencia de prensa junto a su hija.

Carlos Solsona asegura que fortaleció la esperanza de encontrar a su hija cuando Estela hace 25 años le dijo que presumían que los embarazos los llevaban a término y que entonces su hija en algún lugar debía estar.

Finalmente Carlos dijo estar convencido de que la difusión de estos casos ayuda a generar conciencia e hizo un llamado a todas las personas que aún sospechen de su identidad: “No se queden con la duda”.