Luego de 43 días de paro por ausencia de paritarias se retoman las clases en Neuquén

Ante la ausencia de paritarias y luego de 43 días de paro, el gobierno de la provincia de Neuquén y el gremio docente Aten han cerrado un acuerdo en el marco de una mediación penal convocada por el fiscal José Gerez . Este acuerdo incluye un aumento salarial de actualización automática trimestral por el año 2018 , una suma no remunerativa de 4000 mil pesos compensatoria de los días descontados , la devolución de los días mal liquidados con los haberes de marzo y el no descuento de los días de paro correspondientes al mes de mayo. Al mismo tiempo, el armado de una comisión para tratar los problemas edilicios, la continuidad del transporte escolar (suspendido en algunas localidades) y la suba de la inversión en viandas escolares.

Los 43 días de paros fueron jornadas de diversas actividades propuestas por el gremio docente (actividades culturales, pintadas, plenarios, mesas de discusión) pero también de una serie amplia de declaraciones y decisiones sostenidas por funcionarios del gobierno provincial que no convocaban a una mesa de negociación pero si realizaban declaraciones en los medios de comunicación más importantes de la zona.

A la dilación de la mesa de negociación (en dos oportunidades y con la misma propuesta ya rechaza con anterioridad) se sumó la difamación por parte de la ministra de educación Cristina Storioni intentando poner en duda la legitimidad del gremio docente. La ministra y presidenta del C.P.E planteó una mirada cuantitativa sobre la representatividad de las asambleas de Aten , postulando que 2000 docentes no eran una cantidad significativa frente a más de 20000 que están activos. Esta visión dejó fuera toda mirada política y tuvo como objetivo poner en duda la legitimidad de un gremio con más 30 años de historia.

En los días sucesivos se decretó un aumento de un 6 por ciento y en declaraciones del propio ejecutivo se consideró finalizando el conflicto, desconociendo así, otros pedidos que implican la lucha docente y sólo reduciendo la misma a un tema porcentual y monetario. Al mismo tiempo se explicó un plan de recuperación de clases ( que ya está vigente ) en el cual se reducen los actos escolares , jornadas instituciones y el período de recuperación en nivel medio denominado POEC.

Estas declaraciones ponen en evidencia por un lado, un nuevo avasallamiento de los derechos ganados por los decentes, como lo son las jornadas instituciones; desconocen, reduciendo el trabajo sobre las efemérides, el valor pedagógico de la construcción del conocimiento simbólico , considerando que el aprendizaje sólo se genera dentro del aula y reproduciendo un contenido específico de un área. Desde esta perspectiva, se deja fuera también la construcción de saberes correspondientes al orden emocional simbólico, social , cultura e histórico. Por último, con la reducción del POEC se deja fuera la posibilidad de recuperación de aquellos sujetos que no hay podido aprobar la materia en el tiempo pautado, desconociendo los procesos propios del aprendizaje y la necesidad de generar instancias de explicación, y evaluación más personalizadas.

Finalmente y una semana antes de la mediación Penal, la publicación de la resolución 600/18 del CPE permitió el reemplazo de los docentes adheridos al paro por tutores. Esta medida desconoció el derecho primario a huelga que posee cada trabajador y profundizó la representación negativa que los padres tienen sobre los docentes ya que ampliaba la noción de que el docente que para es “vago” y el que trabaja tiene vocación. Del mismo modo, no tuvo en cuenta que los tutores quedarían por fuera de la construcción de los lazos de la comunidad educativa reduciendo nuevamente el trabajo docente a ser un mero transmisor de un contenido específico. .

El conflicto este año parece haber terminado, sin embargo es importante poner foco en estas situaciones que no dejan de ser modos de pensar lo público, la educación, el sujeto que aprende, el trabajo docente, la lucha, la organización sindical. Es por esto que. lejos de tratarse actitudes erróneas de la ministra y del ejecutivo provincial, son un nuevo modo de pensar una política de gobierno. De otro modo, estamos ante la presencia de un posicionamiento ideológico frente a la educación que no propicia instancias superadoras sino que intentan sesgar, dividir, difamar y corromper la escuela pública.

Informe: Roxana Daros. Mauricio Giulietti.