Luis Garro denunciado por abuso sexual

Luis Garro, ex Intendente de Paso Grande (San Luis) fue denunciado por abuso sexual por Soledad y Gabriela Oliveras primas del político. Ambas habían realizado la denuncia penal hace un año en el juzgado de instrucción Penal 3, a cargo de la jueza Virginia Palacios.

Soledad  y Gabriela Oliveras  denuncian a su primo

Relato de Sole Oliveras “…si fueras menor de edad te envío a una cámara Gesel, se determina si es negativo o positivo…”, así en estos términos con una crudeza…- “pero lo que me venís a plantear carece de sustentabilidad, la única prueba que tenés es tu relato, se pueden hacer otras pruebas, pero es muy difícil”… También el abogado Esteban Salas me consulto si el acusado tenía un buen pasar económico, le dije que no, que desde mi punto de vista era “un muerto de hambre”. Porque si tiene un buen pasar económico se puede mal entender el sentido de tu denuncia, como que querés algo más…En estos momentos, acota Gabriela, es el argumento que tienen la defensa y el lado de la familia que lo defiende- como que la denuncia tiene un móvil económico. Este abogado –Esteban Salas me decía, si vos querés mañana venís al juzgado, te hacen pasar, te toman la denuncia pero, por la falta de sustento, la denuncia se cae a un pozo y listo, no pasa nada, esa fue la primera experiencia con un abogado, que lo único bueno fue la recomendación que me hizo de consultar con una psicológa que trabaja en pericias de este tipo y a través de ella conseguimos otra abogada, Adriana Algarbe, que nos representa ahora. La otra “recomendación” fue – no hagas la boludez que está de moda hoy, de escrachar en las redes sociales, porque como no tenés nada(insistía) te vas a comer una demanda por calumnias e injurias-.

A mediados de mayo de este año se lo notifica, se presenta primero con un abogado que le dura una semana, luego con otro abogado Salvador Scarzo y un segundo abogado…Esteban Salas. Fue un buen broche de este sujeto en la causa”.

Relato de Gabriela Oliveras… contar con el apoyo incondicional de nuestros padres fue muy importante, el apoyo económico fue determinante para poder contratar una abogada, por eso creemos que es muy importante que se empiecen a generar políticas públicas para poder ayudar a mujeres víctimas de abuso, en la Provincia fue muy difícil encontrar personas especializadas en ese ámbito. Hubo que venir desde Rosario, dónde vivimos hace años, a realizar la denuncia, luego otro viaje para ratificarla, otro viaje para las pericias, la causa está en el Juzgado Penal 3 a cargo de la Jueza Virginia Palacios, la única Jueza mujer de la Provincia, la denuncia se presentó el 27 de diciembre de 2017, recién el 13 de noviembre de 2018 hubo una respuesta, en la que la Jueza consideró que estaba prescripta mi denuncia, si bien en el año 2015 hubo una reforma del Código Penal, por la que se dan como imprescriptibles las denuncias por abuso sexual infantil, la ley con la que se lo juzga es la más benigna, de todas maneras en la Fiscalía de Género de la Nación nos han planteado que no es tan así y que hay antecedentes favorables para continuar con la causa. El fallo está apelado y lo va ser en todas las instancias que sean necesarias, la reforma plantea que los tiempos de la víctima son muy importantes, yo tengo 33 años y esto pasó hace mucho tiempo, yo era muy pequeña, 5,6,7 años tenía al momento que sucedían los hechos,  hasta que pude procesarlo, materializarlo y tiene mucho que ver el que haya hablado mi hermana, para que yo lo haya podido exteriorizar. Luis Garro tenía 20 años cuando empezó a abusar de mí y es una conducta que se repite, en estos días nos hemos enterado de hechos similares. Esperamos que las víctimas puedan denunciar y hacer público los mismos. Quiero resaltar que el caso mío no está prescripto, la Jueza plantea que es irretroactivo-

Al momento de los hechos yo no me daba cuenta que era un acoso, un abuso. Al contrario, pensaba que era mi culpa, que era una situación que yo estaba generando, esto es dominante en la mayoría de los casos, ahora como mujer adulta puedo ver en el tiempo, la atrocidad de esa situación. Por eso es tan importante, y tenemos que pelear por la educación sexual integral, que todos los niños, niñas, niñes, puedan saber que está mal, que es lo que no les pueden hacer a sus cuerpos, si yo hubiera tenido esas herramientas, la historia hubiera sido otra, totalmente distinta. Aún más con este tipo de personas que tienen un común denominante en su personalidad, en su actuación, entradoras, seductoras, con una imagen pública positiva. Y una tiene el peso de la culpa encima, es muy difícil, lo primero que pensé es que era culpa mía, cuando lo pude visualizar y entender que no era así, vino el miedo a que no me crean, la culpa por el daño a los demás, a mis padres. Sole venía muy mal, pudo hablar con su mejor amiga psicóloga, además especialista en violencia de género, la acompaña y la incentiva para que pueda hablar con la familia, y a la primera que se lo cuenta es a mí… Para mí fue tremendo, yo nunca lo había podido hablar con nadie, más allá del dolor, de lo que tuvimos que transitar entre nosotras, fue una alarma, el hecho de hacerlo público, hablarlo, primero en el seno familiar y luego hacer la denuncia, que más allá de la justicia, fue pensar en nuestras hermanas, nuestras hijas, nuestras sobrinas. Era un peligro lo que estaba sucediendo, sentimos la responsabilidad de comunicarlo.

Sole: al poder escuchar relatos de abusos, pude entender que todas estas vivencias que había tenido con esta persona, eran situaciones de abuso, yo hasta ese momento no sabía que era, que nombre ponerle, como expresarlo, no sabía cómo contarlo, que marco darle. Sin duda fue a través de todo el movimiento feminista que pude darle una entidad, la entidad real que tenía y que podía empezar hablar.

Gaby: además, los medios de comunicación que se comprometieron. Escuchando una radio, la FM Futurock, todo el tiempo se estaba difundiendo, apoyando y denunciando casos, para Sole fue fundamental, como dice ella, no es un tema mío solamente, yo lo tomaba como un tema personal, más allá que me enteraba de un montón de compañeras, amigas, que habían pasado por situaciones particulares y lo tomaba así, y no como lo que es, el Patriarcado, lo que ha generado, la impunidad en estos tipos de personas que actúan de esa manera. Que un medio de comunicación lo haya abordado de esa manera tan concreta, fue fundamental para nosotras. Una marea que no para.

Cuando hablamos entre nosotras, el primer contacto fue la Red de Psicólogas Feministas y allí comenzamos a pensar en hacer la denuncia. Dicha red está a nivel nacional y es muy importante que se sepa y que se puede recurrir, además es gratuito, estas terapias son muy costosas.

Si bien el círculo más íntimo de él, hermana y hermano, lo apoyan, el resto de la familia se debe estar enterando ahora. Tampoco hay un vínculo tan cercano, solamente en encuentros esporádicos, una cosa era con mis abuelos vivos, ahora hay poca relación.

Sole: Queremos que esto se visibilice y que la justicia actúe, ya pasó un año de la denuncia, y a él no lo han citado ni siquiera a declarar, nosotras ya pasamos por muchas instancias, se ha puesto en duda constantemente nuestro relato y a él nada, hemos visto que su vida transcurre con total tranquilidad. No sabemos porque no se lo cita, en alguna oportunidad se nos dijo que por la acusación hasta podía tener prisión preventiva, y todavía ninguna pericia, nada de nada.

Para nosotras es muy importante la difusión, por los medios, por las redes sociales, es una persona pública, sigue teniendo poder en el ámbito en el que se mueve.

Gaby: Más allá de lo que la justicia, que es machista, dictamine, no tengo muchas expectativas, vamos a ir hasta las últimas instancias.

Es muy importante, y se pudo observar con Thelma, que estos hechos se hagan públicos, es el puntapié para que muchas personas puedan visibilizar al escuchar a las demás, lo que nos pasó a nosotras, los casos de abuso sexual intrafamiliar lamentablemente son comunes, muy comunes y mucho más difícil de abordar que otros.

Poder hablar ha sido fundamental para sanar esa herida, ahí reside la importancia de poder hacerlo público. Una plantea la situación y quien la recibe decide que hace con esa información. En las reuniones familiares en las que a nosotras nos abusaban habían muchos niños y siguen habiendo, por eso la advertencia.

Lo que está sucediendo ahora en la sociedad nos hubiera ayudado mucho, el tener la información de cada acción del otro sobre una, igual celebramos que se de ahora. Son muchas cosas que tenemos que modificar, transformar, que tienen que salir de parte de la educación, todas las personas que vamos a una escuela pública tenemos que acceder a la Educación Sexual Integral.

El feminismo está generando un cambio de paradigma, la lucha de las mujeres, el empoderamiento de las mujeres está generando ese cambio, nosotras ya no nos comemos la culpa de que las cosas que nos pasan son culpa nuestra, esto es que una niña de 7 años piense que si hay un adulto que la está manoseando o se está aprovechando de su cuerpo, sienta que lo está  provocando, eso no puede pasar más, es el quiebre que está generando el feminismo, tanto el abuso sexual como el de cualquier otro abuso que sufrimos las mujeres, explícitas o implícitamente, psicológicas, físicas, sexuales, laborales.  El quiebre como fortaleza que está generando el cambio de paradigma.

JUSTICIA PARA TODAS Y TODES Que se lo empiece a investigar a él, a Luis Garro y no a nosotras.

WENCES RUBIO – CORRESPONSAL TIMÓN – SAN LUIS