Lula recibe el título de Ciudadano Honorario de Paris por la defensa de los Derechos Humanos

Como Nelson Mandela y el cacique Raoni, el ex presidente fue homenajeado por la cámara de Consejales de la capital francesa.

El ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva fue agraciado con el título de Ciudadano de Honor de la ciudad de Paris. La elección se realizó el jueves 3 de octubre. El Conseil de Paris, una suerte de Cámara de concejales de la capital francesa, afirma que la lucha de Lula por los derechos humanos, la justicia social, la protección del medio ambiente, son “valores guardados por la ciudad de Paris y que colocaron al político en peligro por causa de su compromiso”.

Y considera que, frente a la situación del ex presidente, “todos los defensores de la democracia en Brasil son atacados”. Por esta razón, “por la lucha constante que la ciudad de Paris tiene por los derechos humanos, expresa su deseo de conceder este homenaje”.

“Se trata de un honor muy importante, apenas concedido 17 veces desde su instauración en 2001, a personalidades presas o en peligro por sus opiniones políticas”, afirma la historiadora francesa Maud Chirio. El ex presidente sudafricano Nelson Mandela, la médica indiana Taslima Nasreen y la abogada iraní Shirin Ebadi son algunas de las personalidades que obtuvieron la protección de la ciudad de Paris y el reconocimiento como perseguidos políticos que no fueron beneficiados por un justo proceso. “Es  un símbolo fuerte para la democracia de Brasil”, define Maud.

El líder indígena Cacique Raoni, de la región de Xingu, es otro brasileño que recibió ese homenaje en 2011. Raoni fue atacado por el presidente Jair Bolsonaro en su discurso durante la Asamblea General de la ONU en septiembre de este año.

Política proactiva

La iniciativa nació de la Jefa de Gobierno de Paris, la socialista Anne Hidalgo que, en el comunicado, resaltó el compromiso de Lula con la reducción de las desigualdades sociales y económicas en Brasil, lo que permitió que casi 30 millones de brasileños saliesen de la extrema pobreza y conquistasen derechos y servicios esenciales. “Lula se destacó por una política proactiva de combate hacia las discriminaciones raciales especialmente marcadas en Brasil”, y añadió que “por medio de su compromiso político, todos los defensores de la democracia en Brasil son atacados”.

“El Comité de los Derechos Humanos de la ONU pidió a las autoridades  brasileñas que garantizaran los derechos civiles y políticos de Lula, principalmente el de ser candidato. Ya que él tuvo ese derecho denegado a pesar de la intervención de varios jefes de estados europeos, parlamentarios franceses y juristas que denunciaron la inconsistencia de las pruebas presentadas”, dice el texto.

La agencia de noticias AFP recuerda que Lula, que cumplirá 74 años el 27 de octubre, gobernó Brasil entre 2003 y 2010 y cumple una condena de ocho años y diez meses de prisión desde abril de 2018. Condenado por una investigación de la operación Lava Jato, actualmente cuestionada, mientras tanto Lula continua reivindicando su inocencia.

El noticiero francés reafirma que el ex presidente de izquierda siempre afirmó ser víctima de una conspiración política que tenía por objetivo impedir que regrese al poder cuando era el favorito para la elección  presidencial de octubre de 2018, que terminó con la victoria del candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro.

Gentileza: Rede Brasil Atual