Mirá como nos ponemos

Por Zule Capella*

DIECISIETE VECES NO ALCANZARON, SIETE VECES MENOS, IMAGÍNATE UNA. Cuando decimos NO, es NO. De verdad no estamos exagerando, nos están violando, matando y la justicia no está de nuestro lado.

Quedó demostrado más que nunca o que siempre, cuando hace unas semanas la (In) justicia de Mar del Plata, específicamente los jueces: Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale absolvieron a los violadores y asesinos de Lucia Pérez; Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel. El fallo presentado estaba cargado de machismo y misógina. Por ofrecer “cindor con facturas” son inocentes.

Thelma Fardin denunció haber sido violada a sus 16 años, por Juan Darthes quien en ese momento tenía 45, en Nicaragua, país donde se radicó la denuncia. Hace un año Calu Rivero acusó y denunció al mismo por haber abusado de ella. Parece que este hombre se creía muy impune en su papel de “seductor” y cuando le decían que “NO” seguía tocando y metiendo mano donde no debía.

En el ámbito del teatro, la música, el cine, los machos tienen el papel de “estrellas” y eso pareciera que les da un cierto poder ante las mujeres del entorno, o no. Pero como ya no nos callamos más, ese poder y ese papel se está cayendo.

Luego de la denuncia de la actriz Fardin, hace apenas unas horas, los comentarios machistas no tardaron en emerger. “¿Por qué no denunció antes?; ¡Cuanto acting!; El maquillaje; La conferencia de prensa; entre otros, nunca poniéndose en el lugar de la denunciante.

¿Por qué no denunció antes?

Maria del Carmen Iglesias (46), fue asesinada en Gregorio Laferrere luego de haber sufrido hace 15 días un ataque por parte de su pareja. Diecisiete denuncias no alcanzaron para que esto no sucediera.En la última presentación, la Justicia le dio una restricción perimetral y un botón antipánico, pero no alcanzó a utilizarlo.

Andrea Gabriela López, fue asesinada también por su pareja Juan Carlos Garcilazo. La mujer lo venía denunciando desde 1999, siete denuncias por abuso sexual, golpes y amenazas de muerte fueron archivadas.
Las dos primeras denuncias fueron en 1999 por golpes y amenazas. La tercera vez fue en 2000 por amenazas y lesiones. En 2012 fue dos veces por lesiones leves y abuso sexual calificado. Este año, López volvió a denunciar a Garcilazo, pero la denuncia fue nuevamente archivada.

No quiero dejar de mencionar a uno de los hijos más sano que pario este maldito patriarcado: Rodrigo Eguillor por manoseos y masturbación en público fue denunciado en 2016. Ahora en 2018 se lo filmó atacando y abusando sexualmente a mujer en el balcón de su departamento.

Luego de esa denuncia fue encarcelado por un día y a penas salió en libertad, empezó a pasearse por todos los medios de comunicación tratando de limpiar su imagen, pero no lo logra y que por suerte existe la justicia social que lo condena y no lo deja caminar en paz. ¿Qué están esperando para privarlo de su libertad? ¿Qué mate a una piba? ¿Qué viole una vez o treinta veces más? ¿Qué acose otra vez?

En estos últimos 10 días hubo 13 femicidios en la Argentina; Jesica Hoffman, 34 años descuartizada Prov. Bs As, Cecilia Krujosky, 34 años, apuñalada, Misiones; Lilia Pérez, 59 años apuñalada, Tucumán; Antonela Guzmán, 26 años, muerta a golpes, Mar del Plata; Ciro, 10 años, apuñalado, Prov. Bs As; Leila Sibara, 27 años, asesinada por arma de fuego, Prov. Bs As; Delia Aguado, 32 años, golpeada y asfixiada, Neuquén; Nelly Elizondo, 61 años, apuñalada, San Juan; Yanina Miranda, 35 años, quemada, Prov. Bs As; Micaela Aban, 17 años, asfixiada, Salta; Jessica Oviedo, 27 años, asesinada por arma de fuego, La Rioja; Olga Jofré, 63 años, asesinada por arma de fuego, Mendoza; Marina Monje, 34 años, apuñalada, Entre Ríos, son las mujeres y niño víctimas de la violencia machista.

Esta violencia hacia nosotras, se lleva nuestras vidas; la Justicia, que cuando es negada, vuelve a matar; un presupuesto recortado (18% de retracción en relación al 2018) que impide el abordaje de la prevención, erradicación y asistencia.

Un panorama oscuro, evitable; como las calles que nos llenan de temor si nos toca caminarlas de noche, un horizonte cada vez más complejo con cada mujer arrojada a la violencia de la pobreza y la dificultad de acceso o ampliación a sus derechos. Estamos indignadas, angustiadas y hartas. El único camino es seguir organizadas, juntas en la lucha cotidiana y colectiva, para exigirle bien fuerte al Estado respuestas ya y urgentes

*Redactora de los portales lanoticiasl.com y Revista Tinchera, columnista de la sección “Cultura” en el programa de radio “La Marea” (FM 90.5 – Radio Futura) y colaboradora en Agencia Timón. Contacto: [email protected]