Por Jorge Giles ·

Según publican algunos portales de noticias, la Cancillería de Macri se desgarra el pecho en un comunicado denunciando nuevos lanzamientos de misiles británicos en las Islas Malvinas. Nuestras Islas Malvinas. Mirá vos.

A los desmemoriados, desinformados o no sé qué, les recordamos:

Nuestras Islas Malvinas se convirtieron en una gran base militar británica, con submarinos nucleares, tropas especiales y lanzamientos de misiles mediante, luego del conflicto bélico con la Argentina en 1982. Fue una escalada militar constante.

Así lo denunció el entonces Presidente Néstor Kirchner (2003-2007) y así lo denunció la entonces Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, año tras año de su mandato (2007-2015). Y así lo denunciaron los principales organismos de la región como el MERCOSUR, la UNASUR y la CELAC.

Claro que ellos lo denunciaban en coherencia con una política de defensa inclaudicable de nuestra soberanía territorial y política.

Todo está guardado en la memoria y todo estaba guardado y expuesto en el Museo Malvinas hasta fines del 2015. Estaba.

Hoy, que se viene al galope la Cumbre del G20 (Gran Bretaña incluida) y que se hunde la economía argentina y que el gobierno de Macri convoca a licitación nuestro preciado y vulnerable Mar Atlántico Sur, sucede este episodio de los misiles que, como admiten los ingleses, viene sucediendo todos los años. De eso se trata la usurpación militar pirata. Saquean nuestros recursos naturales y militarizan el territorio argentino usurpado. Si vamos a denunciar, denunciemos todo.

“Malvinas es la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur”, reveló Cristina Kirchner durante su Presidencia.

Seamos serios. La Causa Malvinas somos nosotros, el pueblo argentino y ninguna operación política oportunista nos desviará de la voluntad inclaudicable de recuperar Malvinas y las Islas del Atlántico Sur por las vías diplomáticas, apelando a la verdad histórica que nos asiste.

Pero no bastardeemos y digamos todo lo que hay que decir: por culpa de las políticas de desmalvinización gubernamental, hace mucho tiempo que en Malvinas los misiles son parte del paisaje. Como los pingüinos.

El día que las recuperemos, sólo habrá pingüinos, cormoranes y gaviotas y nuestros héroes caídos en combate y todos los hombres y mujeres libres del mundo que quieran habitar en paz el suelo argentino.

¡Hasta Las Malvinas, siempre!