Policía realiza desalojo violento de campamento de 50 familias brasileñas sin tierra

Redacción: Brasil de Fato, en São Paulo

Cerca de 50 familias del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) fueron sorprendidas por la presencia de aproximadamente 150 policías militares en la madrugada de este martes (3), en Querência do Norte, noroeste del estado de Paraná, al sur del país.

Alrededor de las 6h00, la Policía Militar, con 40 vehículos, cercó el área del campamento Companheiro Sétimo Garibaldi, localizado en la hacienda São Francisco. Según el MST, el clima es de tensión y conflicto inminente, con presión de la policía para la ejecución inmediata del desalojo.

Helicópteros hacen vuelos rasantes sobre la comunidad, y cerca de 40 vehículos están en el lugar.

La comunidad existe hace cerca de un año y medio. Las familias crían ganado vacuno y porcino y producen granos y hortalizas.

Conforme el abogado de las familias acampadas, Humberto Boaventura, “hay noticias de mucha arbitrariedad, ilegalidad, truculencia, muchos policías, uso de helicópteros que han aterrorizado y asustado a las familias que están allá. Esperamos que durante el día de hoy haya una manifestación de los órganos estaduales para que este desalojo ilegítimo sea suspendido”.

Boaventura también afirmó que la acción autorizada por la Secretaría de Seguridad Pública presenta arbitrariedades jurídicas, ya que hay en marcha un conjunto de negociaciones y mediación sobre el área. 

“Había necesidad de aguardar un pronunciamiento de la alcaldía en el proceso. El plazo para que la defensa se manifieste aún estaba abierto. No había ninguna citación del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (INCRA) y hay una divergencia respecto a quien es el propietario legítimo esta área. Además de eso, hay un recurso nuestro en el Tribunal de Justicia para ser juzgado y evaluado”, enumera. 

Ocho desalojos en cinco meses

Ocho comunidades rurales fueron desalojadas en Paraná entre mayo y octubre de este año, bajo gestión del gobernador Ratinho Junior (Partido Social Demócrata). En medio de la crisis económica y los altos índices de desempleo que enfrenta la población, más de 450 familias fueron expulsadas de las áreas donde vivían, producían y obtenían su sustento. La acción en el campamento Companheiro Sétimo Garibaldi constituye el noveno desalojo. 

Las acciones ocurren en contra del funcionamiento de la Comisión Estadual de Mediación de Conflictos Agrarios, formada por el propio gobierno estadual para evaluar cada situación antes del cumplimento de restituciones de tenencia de la tierra. También contrarían el pedido de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) de Paraná directamente al gobernador, para que hubiera diálogo, no utilización de violencia y propuestas que consideraran la situación de vulnerabilidad de las familias.

*Con información de la asesoría de comunicación del MST en Paraná.