Preocupa el deslizamiento de bloques debajo del Traful

El geólogo Andrés Folguera dijo que el bosque sumergido de Traful, en la provincia de Neuquén, se hundió 8 metros en 20 años. Señaló que no quiere “generar pánico” pero si pidió que existan planes de contingencia. Celebró que recientemente se dispuso un monitoreo del lago.

Andrés Folguera es geólogo del Departamento de Ciencias Geológicas de Exactas UBA e investigador principal del CONICET. En los últimos años estudió lo que sucede en Villa Traful, con el hundimiento del bosque sumergido y llegó a la conclusión de que hubo un desplazamiento de 8 metros en 20 años porque hay dos bloques que se separan y van cayendo hacia el lago.

“La gente del lugar señala sectores del bosque en el que jugaban cuando eran chicos y que ahora se encuentran a 1 metro y medio de profundidad” aseguró.

En diálogo con el programa Viento Sur, que se emite en 18 radios de Río Negro y Neuquén, aclaró que su intención no es generar pánico. “No es una situación para generar una alarma de pánico, no es para que el intendente de Traful haga algo con la población ya mismo. Sino para que existan planes de contingencia y monitoreo” señaló. En ese sentido, dijo que desde el Servicio Geológico Nacional ya se puso en contacto con Defensa Civil de la provincia de Neuquén y comenzaron a trabajar en un plan de monitoreo en el bosque sumergido.

Folguera informó que hay antecedentes de grandes desprendimientos en lagos de Noruega o Canadá, que provocaron tsunamis en los lagos y por eso llamó a ocuparse de este tema desde el Estado.

Sobre la actividad que se registra en los volcanes Copahue, Chillan y Villarrica señaló que suceden desde el terremoto del 2010 del Maule y del Biobío que alcanzó una intensidad de 4,6 en la escala de Mercalli. “Desde ese momento ha habido un período de inestabilidad de los volcanes de la región”. Aseguró que no dejan de ser fenómenos normales de los que hay ahora mayor información y con mayor inmediatez.