Tras perder en todas las instancias judiciales provinciales, la empresa apeló a un último recurso: la Corte Suprema de la Nación para conseguir luz verde para instalar la cadena en el distrito más populoso del país. Estuvieron presentes Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco. No participaron ni Horacio Rosatti ni el presidente del tribunal, Carlos Rosenkratz quien fue letrado de la firma en el pasado.

Expusieron ante el tribunal 15 amicus curiae (amigos del tribunal), personas físicas y representantes de entidades que disertaron tanto a favor como en contra de la posibilidad de que se instalen los locales. La Ley Provincial 10.606, que regula desde 1985 la actividad comercial farmacéutica en sus artículos 3 y 14 establece que las farmacias no pueden estar en manos de sociedades anónimas. Luego del intento por parte de la firma de declarar inconstitucional la ley y habiendo fallado, la decisión de la Corte es la única posibilidad que les queda. Recordemos que, durante todo este proceso, uno de sus dueños, Mario Quintana se desempeñó como vicejefe de Gabinete del gobierno nacional, produciéndose un claro conflicto de intereses.

Lo cierto es que, en el 2010 tras el intento fallido de abrir un local comercial en la ciudad de Pilar, comenzaron las demandas de la empresa para poder instalarse en la provincia. Cuentan en la actualidad con 242 establecimientos a lo largo de todo el país.

Un grupo de farmacéuticos de la provincia se apostaron frente al Palacio de Tribunales para expresar su repudio por la pretensión de Farmacity de intervenir comercialmente en sus distritos. La consigna fue “Las farmacias del barrio pueden desaparecer”. El vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de la ciudad de La Plata (CFLP), Gustavo Minghetti expresó: “Esta es una de las últimas instancias antes del fallo definitivo de la Corte. Esperamos que los jueces tengan en cuenta nuestro reclamo, que se haga justicia y que el fallo sea en favor de la Ley y de la salud de todos los bonaerenses”. A modo de protesta las farmacias de La Plata estuvieron cerradas durante la mañana de ayer y solo atendieron las que estaban de turno.

Por su parte Claudia Slezack, vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires señaló: “hay argumentos de sobra para reafirmar que el modelo sanitario de farmacia vigente en la Provincia es el que garantiza el acceso a los medicamentos. Si se deja de aplicar el artículo 3 las farmacias de barrio también se van a mudar al centro y los principales afectados van a ser los pacientes. Si la cadena abre las 24 horas no vamos a poder competir y nos vamos a fundir”. Consideremos que en un contexto de recesión como el que estamos viviendo y con una caída de las ventas de 9,5% en el mes de septiembre, la competencia va a ser feroz.

Uno de los más firmes detractores, quien expresó su disconformidad durante la audiencia fue el ex ministro de Salud, Ginés González García. Sus palabras fueron: “Farmacity actúa como si vender medicamentos fuera igual que vender electrodomésticos y las normas sobre la comercialización de remedios deben corresponder a la regulación local y no la nacional”. Destacó la importancia del actual “modelo sanitarista” por sobre el “mercado”, que tiene la idea de “farmacia shopping” en el que las personas pierden el respeto por el medicamento y donde el farmacéutico cumple un rol comunitario que incluye no solo la venta sino un seguimiento y una consulta permanente por parte de los usuarios.

El miércoles de la semana que viene se realizara la segunda audiencia pactada y recién entonces los miembros de la Corte Suprema van a pronunciarse acerca de la inconstitucionalidad o no de la Ley Provincial que le impide a la empresa desembarcar en la provincia.