Resumen monetario y financiero semanal

El “verano Pichetto” ayudó a sobrellevar la semana pero los problemas estructurales del modelo se siguen acumulando

El anuncio de la fórmula presidencial Macri-Pichetto fue muy bien recibida por los mercados: las acciones subieron fuertemente, los bonos comprimieron spread, el dólar se desplomó y el Riesgo País bajó desde los máximos marcados la semana pasada.

Sin embargo, en ningún caso hay evidencia para afirmar que estemos en presencia de un cambio de tendencia en las variables financieras. Más bien, el “efecto Pichetto” habría servido más como excusa para impulsar un reboto generalizado y luego retornar a la tendencia habitual: de suba en el Riesgo País, caída o lateralización del MERVAL en ARS y volatilidad en el tipo de cambio.

Por su parte, la alarma en los plazos fijos sigue vigente: la conformación de colocaciones a plazo en pesos (principal herramienta de absorción en este modelo) continua desacelerándose y dando lugar a un fenómeno de desahorro en moneda local. Esto se desprende fácilmente de contemplar que mientras los plazos fijos se desaceleran, los depósitos en dólares y la demanda de pesos para transacciones (M2) crece a ritmos crecientes. Como si fuese poco, esta tendencia se profundiza en el segmento minorista, donde el stock de plazos fijos medido en términos reales cae cerca de 20 puntos con respecto a 2018.

Mientras tanto, el Gobierno sigue colocando deuda en el segmento interno y el Programa Financiero entra en su etapa más compleja. El Tesoro renovó todas las LETEs que vencen esta semana, pero la letra colcoada con vencimiento en 2020 (primera vez que colocan a dicho año) salió a una tasa del 7%, lo que muestra las complejidades que tendrá el rollover en la segunda mitad del año. Asimismo, ofreció este jueves BOTAPO (TJ20) y reabrió la colocación de las 4 LELINKs colocadas hace 15 días.

Finalmente, las acciones y los bonos tuvieron una semana de subas generalizadas impulsadas por el “efecto Pichetto”, dado que no se observaron cambio relevantes en los fundamentals.

El tesoro renovó todas las LETEs y testeó por primera vez 2020

  • El Tesoro colocó USD 900 millones en 2 letras dollar hard: una reapertura de la letra con vencimiento el 27 de septiembre de 2019 y una nueva letra con vencimiento en enero de 2020. Los vencimientos programados para esta semana en dicho instrumento son de USD 883 millones, con lo que la renovación fue total.
  • Para la reapertura de septiembre se colocaron USD 600 millones a una TNA del 4,4%, lo que convalida una leve baja respecto de la última colocación y los rendimientos observados en el mercado secundario.
  • Sin embargo, para la colocación de 2020 el volumen ofrecido (y colocado) fue menor, USD 300 millones, pero la tasa conseguida fue sumamente más elevada: 7%.
  • Si bien la colocación fue positiva en términos del rollover generado, comienza a mostrarse que la renovación puede ser insustentable en el mediano plazo, debido a que es cada vez más cara en términos de tasa.

Dólar: se desplomó $1,50 a contramano de los emergentes por el “efecto Pichetto”

  • El dólar sumó una semana de fuertes bajas y se alejó del centro de la zona de “referencia cambiaria”. • Luego de varias semanas operando en torno a los $45 en el MAE, el precio definió a la baja ayudado por el impacto del anuncio electoral de Cambiemos.
  • Pese a las fuertes bajas en el dólar, el Tesoro continuó realizando subastas a un ritmo de USD 60 millones diarios y lleva vendidos ya USD 2.460 millones (restan USD 7.140 millones). Vale destacar, que de querer cambiar el monto diario de subasta debería anunciarlo con una anticipación de 20 días como mínimo (según lo acordado con el FMI).
  • Por su parte, la parte media y larga de la curva de futuros sigue operándose por encima de la ZNI, debido a los elevados niveles en la tasa de interés y su valuación a través del cost of carry.
  • En tanto, el dólar minorista de referencia replicó la baja y se opera por debajo de los $45.

Bonos: el “efecto Pichetto” ayudó a los bonos, desplazó la curva y bajó el riesgo país

  • Durante la última semana los bonos soberanos argentinos mostraron fuerte subas, que permitieron un desplazamiento hacia abajo de la curva soberana en dólares.
  • Por su parte, las tasas en Estados Unidos subieron levemente y esto generó un doble efecto positivo sobre el spread soberano.
  • En ese contexto, el Riesgo País retrocedió desdeel máximo del lunes pasado (por encima de los 1.000 pb) y logró romper el piso de los 900 pb.
  • Pese a esta mejora circunstancial, no parece haber evidencia suficiente para afirmar que estamos frente a un cambio de ciclo o tendencia. Con estos niveles de Riesgo País el Gobierno queda comprometido a mantener elevados niveles de rollover en el segmento interno para eliminar las necesidades de financiamiento neto en 2020, cuestión para la que sigue mostrando dificultades dado las tasas que paga actualmente en colocaciones más allá de 2019 (esto complejiza el rollover en la segunda parte del año).

Acciones: El mercado enamorado de un peronista, pero la tendencia no baja

  • La sorpresa de la formula electoral oficialista sedujo al mercado y gatilló una ola de compras generalizadas. La inclusión de Miguel Pichetto a la formula presidencial como vice pareciera ser más convincente que la certeza de Macri encabezando la lista.
  • Las alzas fueron virulentas, pero en ningún caso llegaron a mostrar que la tendencia bajista haya sido aún superada.
  • Las mayores alzas se concentraron en el sector bancario (para variar…), liderando el Grupo Galicia y el Banco Supervielle. Se destaca por sobre el resto también el alza de la energética Pampa.
  • Los festejos fueron tibios en Tenaris y Ternium, que suelen estar más vinculadas a la evolución del precio internacional del petróleo.
  • Muchos activos lograron revertir las caídas desde el principio del año, quedando como rezagados Edenor, Irsa y Cresud, Ternium y el Banco Supervielle.
  • La nota de color la aportó esta semana Loma Negra: a pesar de los despidos y cierres de planta acumula en las últimas 2 semanas una suba de casi el 30% en dólares.

Gentileza: Centro de Economía Política Argentina