Transferencias a las Provincias por Coparticipación

Una aproximación a la evolución de la recaudación impositiva – Agosto 2020

Gentileza de CEPA

En definitiva, el advenimiento de la pandemia significó un fuerte “parate” en la actividad. El contexto económico argentino en la etapa previa ya era complejo y con el impacto del COVID-19 esta situación se agravó sensiblemente. En estas circunstancias, la recaudación de los niveles nacionales, provinciales y municipales se ha visto sensiblemente afectada, tanto por la reducción del monto de impuestos y tasas derivado de la inactividad, como por el atraso en el pago de los mismos.

Una aproximación de dicho impacto a través de la evolución real de las transferencias por Coparticipación (que representan una buena parte de los ingresos provinciales, ya que en promedio, alcanzan el 71,3% del total de ingresos provinciales) indica que:

• Agosto muestra un retorno a niveles previos a la pandemia, donde las transferencias de los recursos de Coparticipación para el conjunto de provincias en términos reales crecen 1,6% respecto al mismo mes del año anterior.

• En la primera parte de la pandemia, hasta el mes de mayo se observa un impacto negativo sobre la recaudación que es sostenido y empeora: -11,4% en marzo, -17,9% en abril, -25,8% en mayo. Los meses de junio y julio muestran una marcada desaceleración de esa caída, con una reducción de la caída: – 11,6% en junio y 14,1% en julio.

• La evolución es similar si se considera el promedio simple de la evolución real de las transferencias para cada provincia: -11,5% en marzo, -18,7% en abril, – 26,1% en mayo, -12,3% en junio, -14,3 en julio y 1,5% en agosto.

• Al considerar la situación provincia por provincia, es posible distinguir que la pérdida en términos reales de las transferencias por Coparticipación tiene en sus extremos a CABA, con una caída de 5,1% y Buenos Aires, que recupera 4,7%, en un escenario donde la mayoría de las provincias le ganan a la recaudación del año anterior nominalmente.

• Considerando las transferencias de Coparticipación, la caída de la recaudación por IVA se encuentra en torno al 18,7%. Esto muestra la actividad del mes anterior al de recaudación, atado a la capacidad de pago en el mes de agosto. Este dato implica volver a niveles similares a los de junio (-18,5%), luego del incremento producido en julio 2020 (-24,3%), aunque aún con mayor caída que las estimaciones de marzo (-13,5%) y abril (-16,9%). La evolución del IVA en términos reales resulta un termómetro preciso del desempeño del consumo en dicho mes.

• En el caso del Impuesto a las Ganancias, la caída en agosto alcanzaría sólo 2,4%, la mejor performance del último año.

• El Gobierno Nacional ha impulsado una serie de políticas tendientes a sopesar el impacto negativo de la caída de la recaudación sobre los erarios provinciales. A través del decreto 352/20 se redestinaron recursos para mejorar los aportes del Tesoro a las jurisdicciones provinciales y para fortalecer el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. Básicamente, $60.000 millones se orientaron al Fondo de Aportes del Tesoro Nacional para las Jurisdicciones Provinciales y $60.000 millones, a fortalecer el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. Esta decisión se pude identificar en la modificación del presupuesto a través del incremento de los Programas Asistencia Financiera a Provincias y Municipios (en el presupuesto refleja sólo un incremento de $50.000 millones), y Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, en Obligaciones a Cargo del Tesoro.

• Es posible distinguir además, un sensible incremento en la partida Relaciones con Provincias y Desarrollo Regional y Asistencia a Gobiernos subnacionales, del Ministerio del interior, que pasa de $5.526 millones a $74.821 millones.

• Entre las tres modificaciones presupuestarias el incremento ascendió a $179.295 millones adicionales y representa el 26% del total de la ampliación de las partidas presupuestarias.

• El promedio de la asistencia financiera (incluyendo cajas previsionales y convenios específicos) en relación a recursos de coparticipación asciende al 18% del total de las transferencias del primer semestre de 2020.

• Pero además, las medidas para resguardar el empleo y el ingreso de sectores vulnerables han tenido un importante impacto en el sostenimiento de buena parte de la recaudación provincial. Los montos de los Programas de Asistencia al Trabajo y la Producción, el Ingreso Familiar de Emergencia, refuerzos de las tarjetas alimentarias, asignaciones familiares, asignaciones universales por hijo y de los haberes jubilatorios, además de los créditos a tasa cero y tasa del 24% ascienden a $410.276 millones.