“Tuvieron una pésima lectura del contexto internacional”

Mercedes Marcó del Pont, ex titular del Banco Central y del Nación, criticó las medidas económicas tomadas por el gobierno desde el primer día. Repasó las nuevas medidas como la regulación cambiaria parcial y la emisión de pesos, aspectos contrarios a los postulados originales.

Marcó del Pont advierte que no se puede entender el enorme endeudamiento que contrajo este gobierno si no se entiende la enorme fuga de capitales. “Esto fue una deuda para financiar la fuga. El gobierno hizo campaña contra el ‘mal llamado cepo’ pero no tuvieron la llegada de dólares y recurrió a nuevos endeudamientos hasta que se le cerró el mercado y tuvieron que ir al FMI” aseguró.

Respecto a las últimas medidas del gobierno para limitar la compra de dólares dijo que la situación es menos endeble de la que era hasta hace una semana atrás cuando todavía existía la absoluta posibilidad de dolarizar cualquier tipo de ahorro en la Argentina. “Pero es un control de cambio parcial focalizado solo en las empresas. Dejan abierta una ventana muy importante que es la dolarización de las personas físicas que tiene un rol relevante. Esos 10.000 dólares por mes que pueden comprar las personas es el 60/70% de las compras de dólares. Al quedar abierta esa posibilidad no pueden bajar la tasa” aseveró.

En diálogo con el programa Viento Sur, que conduce Marcelo Pascuccio y se emite en 18 radios de Río Negro y Neuquén, la también ex diputada nacional sostuvo que es urgente bajar la tasa de interés en Argentina para reestimular el crédito y terminar con la timba financiera, entre otras cosas.

“El problema es si esos depósitos se trasladan al dólar. Sería una fuente adicional a la tensión cambiaria. Y esto en un país donde el talón de aquiles es el dólar, es un tema delicado. Lo lógico sería que se regule la compra de dólares para atesoramiento y se liberen los dólares que se necesitan para que la economía funcione y para cumplir con los compromisos externos” opinó.

Ante el anuncio del Banco Central que vuelve a emitir, contrariamente a los postulados económicos del gobierno, opinó que se impuso la realidad. “Este gobierno desde el primer día dijo que el problema del país es la emisión del Banco Central. Bajó la emisión, subió la tasa de interés, todo lo del manual monetarista, y sin embargo la inflación está entre los máximos históricos”.

La economista sostuvo que todos los gobiernos de estas características empiezan con burbujas financieras y especulación y terminan con proceso de endeudamiento, fuga y crisis. “Creo que se le aceleraron los tiempos porque tuvieron una pésima lectura del contexto internacional. Más allá de esta mala praxis, hay un fuerte componente ideológico en este gobierno cuando decide abrir en una estrategia de desregulación comercial y financiera” concluyó.