Un DNU hecho medida de la gobernadora

En el día de ayer se sucedieron varias reuniones en la Casa Rosada. Asistieron radicales como el gobernador jujeño Gerardo Morales, Alfredo Cornejo de Mendoza y Gustavo Valdés de la provincia de Corrientes, si bien el presidente Mauricio Macri no estuvo presente si asistieron el jefe de gabinete Marcos Peña y el ministro del interior Rogelio Frigerio . La presencia mas significativa, fue la de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Ya es vox populi que se cristalizó un decreto de necesidad y urgencia, el 259/2019 que fue publicado esta mañana en el Boletín Oficial y lleva las firmas del presidente, de Peña y de Frigerio. También se dice a viva voz que el mismo fue pensado y escrito letra por letra por Vidal y sus asesores.

La verdadera intención de esto es blindar electoralmente a la gobernadora en las próximas elecciones del 27 de octubre. ¿De qué trata el decreto? Muy simple: Bloquear la posible unidad electoral del peronismo bonaerense, eliminando las listas colectoras y las candidaturas múltiples.

¿Qué quiere decir esto? De esta forma se elimina la posibilidad de que el peronismo y el kirchnerismo presenten una lista con un solo candidato o candidata por la presidencia con distintos postulantes a gobernador o gobernadora provincial.

Es sabido que muchos vienen transitando la carrera por la gobernación. Por un lado, los intendentes del PJ que ya habían expresado el deseo de que el candidato fuera un intendente (se barajaron nombres como Verónica Magario entre otros). También fue el anhelo de Felipe Solá unido al PJ, luego de transitar estos últimos años por el espacio político de Sergio Massa, con quien el peronismo venía dialogando en aras de lograr una unidad. Todo esto queda totalmente bloqueado mediante este DNU y le da mas posibilidades a la gobernadora de ser reelecta.

Lo cierto es que la mayoría de las provincias tuvieron sus elecciones desdobladas de las generales y esto afectaría a tan solo cinco provincias que quedan ligadas a las nacionales, como la provincia de Buenos Aires, la de mayor peso electoral del país.

Lo realmente curioso y que salta a la vista es que esta herramienta electoral: la de las listas múltiples fue aprovechada por Cambiemos en la anterior elección por Gerardo Morales para conseguir los votos que lo llevaron a ser gobernador. Su nombre figuraba en varias listas de candidatos a nivel nacional, como la de Mauricio Macri, Margarita Stolbizer, Sergio Massa y Adolfo Rodríguez Saá.

El decreto – que reglamentó las PASO en el 2011 y que emitió Cristina Fernández de Kirchner – es eliminado mediante otro, por el simple hecho de no favorecer las pretensiones de María Eugenia Vidal. Recordemos también que no existe segunda vuelta para las elecciones provinciales y el resultado de quien será el elegido se conocerán en la noche del 27 de octubre.

El gobierno de Cambiemos para defender el decreto se ampara en la supuesta “transparencia” y en no confundir al electorado. Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, declaró: “No les preocupa la calidad institucional cuando el agua les llega al cuello”.

Lo cierto es que, en un escenario altamente conflictivo por las demandas sociales, el fracaso de las políticas económicas aplicadas por el oficialismo y con la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, marcándole la cancha al próximo gobierno, el peronismo bonaerense no va a quedarse de brazos cruzados: batallaran legalmente esta decisión por tratarse de una reforma en pleno año electoral y a tan solo a dos meses del cierre de listas y candidaturas el 22 de junio.