Vuelven los precios (no tan) cuidados

Tras la fuerte devaluación de la moneda y la creciente crisis económica que afecta a la mayoría de la población, el Presidente de la Nación realizó el anuncio de la reimplementación de la Precios Cuidados. Constituye una de las pocas acciones que tomara el gobierno nacional para palear el aumento descontrolado de precios, que afectaron especialmente a los alimentos de la canasta básica.

El actual programa de precios es conceptualmente diferente al que se implementó en el año 2014. La esencia, en aquel momento, se centraba en establecer precios referenciales para productos de la canasta básica y se vinculaba directamente a otros programas como Ahora 12 y Pro.Cre.Auto, generando así un circuito virtuoso de consumo interno y producción nacional.

El programa se basó en un acuerdo con la participación de productores y grandes cadenas de supermercados que se comprometieron a mantener, por un determinado tiempo, un precio referencial  para productos como fideos, arroz, yerba, azúcar, lácteos, aceite, carne vacuna, pollo, pan y productos de tocador.

El marco legal que sustenta el programa está estipulado en las leyes de defensa del consumidor (24.240) y la ley de lealtad comercial (22.802) y sus normativas.

La diferencia que existe entre aquel programa (que la actual gestión reconoció como exitoso) y el programa 2018, es el seguimiento y control que los estados (nacional, provincial y municipal) realizan para su cumplimiento.

Si el gobierno nacional quiere generar medidas que mitiguen el impacto del aumento de los precios, deberá aplicar aquellas medidas de control, con el agravante de que existe la posibilidad que no surtan el mismo efecto dada la coyuntura económica.